81.Si tu perro es reactivo en el paseo escucha estos 3 consejos

¿Qué significa un perro reactivo? Vamos a hablar sobre esto y hoy voy a daros tres consejos para tratar la reactividad de nuestros perros.
avatar_single_podcast

81.Si tu perro es reactivo en el paseo escucha estos 3 consejos

Si te gustaría saber más sobre el aspirador Roomba j+

Pincha aquí

————————————————————————-

ATENCIÓN! Todas estas palabras no son una chapa nueva que te estoy soltando. El siguiente texto lo ha redactado una herramienta de inteligencia artificial a partir del contenido del podcast por si quieres leer en diagonal y ver qué partes te interesan más.

Bienvenidos a Mascotas Urbanas, al mejor programa sobre perros del mundo mundial. Sabéis que nos encanta compartir con vosotros consejos, ideas, pautas, conocimientos y anécdotas. Que anécdotas muy útiles por cierto, para que podáis aprender más sobre perros y aplicar mejor los aprendizajes de otras personas también con vuestros propios perros. Todo esto es así, suena un poco raro y suena un poco mal, pero si aprendemos de los errores de los demás, nos ahorraremos nuestros propios errores. Bien, pues vamos a hablar sobre perros hoy también.

Y para hablar sobre perros somos inevitables, así que empezamos. De qué va a ir el programa de hoy? Hoy vamos a hablar sobre perros reactivos, perros que reaccionan de forma poco amable, digamos, a los estímulos del entorno y de esta forma causan un poco de incomodidad a la hora de la convivencia. Porque? Porque hacen que vosotros, los propietarios de estos perros paséis por situaciones un tanto frustrantes. Os causa impotencia? Bueno, como mínimo resultan desagradables, aunque muchas veces generan mucha angustia en vosotros.

¿Qué significa un perro reactivo? Vamos a hablar sobre esto y hoy voy a daros tres consejos para tratar la reactividad de nuestros perros o cuál sería la estructura perfecta dividida en tres fases con la que podéis tratar la reactividad de vuestros perros. Si vamos a hablar de esto, que es un perro reactivo y cuál es la diferencia entre un perro agresivo y un perro reactivo? Bien, ok, un perro reactivo es aquel que reacciona de forma exagerada a algún estímulo.

 

Por ejemplo, puede ser un perro que gruñe, puede ser un perro que ladra demasiado, puede ser un perro que de repente ve algo de un perro o u otro humano, o incluso ve un objeto en movimiento y se eriza, se empieza a ladrar, se pone a dos patas, empieza a intentar o bien ir a por ese estímulo, o bien huir de ese estímulo. Es decir, cualquier reacción anómala que no sea amable, que no sea tranquila y relajada, es puede considerarse, digamos, una reacción reactiva y por tanto, y por lo contrario, que es un perro agresivo.

 

Un perro agresivo es aquel que directamente utiliza la agresividad para librarse de un estímulo o simplemente para invadir o atacar un estímulo. Es aquel perro que gruñe, saca los dientes, desafía con la mirada, pero en su intención final está morder o está avisando de que va a morder al individuo con el que está. Da igual que sea un perro, gato o un humano. Y bueno, pues puede acabar mordiendo. No, esto es un perro agresivo y un perro reactivo.

 

Ni siquiera tiene que ser agresivo. Hay muchas veces que los perros se consideran reactivos porque su comportamiento es exagerado, es basado en una sobreexcitación. Por ejemplo, no espero que esto se entienda y es importante de distinguir porque muchas veces se confunde, pero la diferencia es tremendamente abismal. Así que vamos a dividir entre perro reactivo y perro agresivo y hoy vamos a hablar de perros reactivos en general. Y cómo tratar esa reactividad. Por qué? Porque es un comportamiento muy molesto y además es uno de los cinco comportamientos más comunes que suponen un problema para los humanos en la sociedad.

 

Este es él más, el más notable, el que más veces se da, o por lo menos el que más molesta a los humanos y el que más se quiere corregir. Es decir, hay cinco problemas de comportamiento de los perros que hacen que los humanos pues se frustren y que la convivencia sea más incómoda. Cuáles son esos cinco problemas de comportamiento? Pues primero tenemos los perros que no vienen a la llamada. Aquí podemos abarcar la desobediencia en general, llamémoslo desobediencia, aunque no es un concepto que a mí me gusta utilizar demasiado, pero se comprende muy bien a nivel general, con lo que podemos utilizar esa palabra.

 

El primero es la desobediencia a aquellos perros que no hacen caso, no tienen en consideración al humano, es decir, a vosotros que les pedís algo y ni siquiera os miran, hacen como que aparentemente no os oyen o no escuchan. Luego aquí normalmente el problema más doloroso es la llamada, el hecho de que el perro no venga cuando le llamamos porque está automáticamente implica que el perro no le podemos dar la libertad que nos gustaría, porque no le podemos soltar, porque no sabemos si vuelve, si le llamamos, entonces al no poder soltarle no gasta tanta energía, entonces la lía por otro lado.

 

Y bueno, esto es un problema muy serio del que por cierto hemos hablado tres programas atrás. Podéis encontrar esos programas en Atrase, en iVoox, por ejemplo de la radio de Miraflores de la Sierra. Podéis encontrarlos y allí está el programa de la llamada. Bien, pues este es el primero de los problemas que más complica la convivencia y que más molesta a los humanos. El segundo de los problemas son los ladridos excesivos. Aquellos perros que ladran demasiado, ladran constantemente, ladran a todo, ladran dentro de casa, ladran al timbre al vecino, ladran en la calle, ladran a otros perros, ladrar a otros humanos, ladran cuando se excitan, ladran cuando quieren que les tires la pelota.

 

O sea, es como pum, pum, pum! Un ladrido extensivo en cualquier contexto. El siguiente problema que más preocupa a las personas son en los cachorros, los pises y las cacas. Este problema es muy molesto porque la gente normalmente porque tiene consecuencias. El parque, el pisarlo, el blog y que luego muchas veces el perro puede aprender las labores de higiene mal. Y este problema puede perdurar en el tiempo, por lo que no es demasiado agradable ni cómodo.

 

Este es el tercer problema que más preocupa a la gente. El cuarto problema que más preocupa a la gente también son aquellos perros que muerden cosas en casa, que destrozan la casa en ausencia de los humanos. Y esto sí es un problema también muy serio, porque normalmente nos resta calidad de vida, pero muchísimo, muchísimo, porque al final no puedes salir de casa nunca de forma tranquila, no puedes salir de casa relajado porque. Porque sabes que cuando salgas a la vuelta te vas a encontrar o a los vecinos protestando o algún objeto roto.

 

Si es un objeto encima de valor, pues peor aún, si no está todo destrozado, aunque no sean objetos de valor, como por ejemplo que sea una maceta o lo cubo de basura. Al final es un problema porque supone mucho tiempo a la hora de recogerlo y bueno, pues este problema preocupa mucho también. Y el quinto y último problema es el de precisamente la reactividad, que es el que sin duda es el problema más común y es el problema que más dolor genera en los humanos.

 

Por qué? Porque genera frustración, porque genera preocupación y angustia, porque no puedes salir con el perro a dar un paseo tranquilamente, porque siempre el perro la acaba liando. Cada vez que se cruza con otros perros, ladra, se pone a dos patas, se eriza, gruñe, la lía, monta el espectáculo y estos perros pueden reaccionar así, no solo frente a cruzarse con otros perros en el paseo, sino también cruzarse con otros humanos o simplemente al cruzarse con otros objetos en movimiento, como pueden ser pelotas, bicis, coches, patinetes, corredores, etc.

 

No carritos de bebé o incluso personas con maletas. Es decir, cualquier estímulo así más en movimiento. Este es el problema que más preocupa, porque probablemente es el que más consecuencias puede acabar teniendo uno por la vergüenza que pasamos y la angustia que nos da. Y dos, porque al final este problema muchas veces se confunde con la agresividad. Y si no lo tratamos, aunque no sea agresividad, aunque simplemente sea reactividad, si no lo tratamos va a más.

 

Empieza a aumentar, aumentar, aumentar en intensidad y muchas veces, aunque no sea una agresividad de primeras, si acaba siéndolo.

¡Un súper saludo!

Anika Rytel

¿Quieres tener un perro equilibrado ... gratis?

Hemos preparado una guía exprés con cuatro vídeo aprendizajes y una clase completa para recibir en el email.
Si quieres disfrutar de tu perro sin peros, solo tienes que hacer clic: