36. #12 prejuicios sobre el clicker

36. #12 prejuicios sobre el clicker

Si no sabes qué es un clicker y para qué lo puedes utilizar, estás en el lugar correcto

El clicker es una herramienta brillante que nos facilita el adiestramiento de nuestros perros. Puedes aprender a utilizarlo en solo 3 pasos en el curso de iniciación al clicker.

Se ha puesto de moda y muchos preguntas si es necesario para adiestrar o educar al perro. Siempre animamos a utilizarlo, pero queremos que lo utilices bien, técnicamente y desde el principio.

Es una herramienta de pequeño tamaño con un activador de un sonido que hace «click». Es un reforzador condicionado. Es decir, un estímulo que se condiciona a una acción.

En sí, el sonido del clicker es neutro. No aporta nada al perro, no significa nada a priori. Hemos de asociarlo a algo positivo, generalmente comida. A ese proceso se le suele conocer como «cargar el clicker».

  • Prejuicio 1: El adiestramiento con clicker es demasiado permisivo: Las conductas que se refuerzan, se repetirán. Las que se ignoran, se irán descartando. Se deben evitar las correcciones para que esté proactivo en su actividad. Premiamos lo bueno, ignoramos el resto.
  • Prejuicio 2: El clicker es para siempre: No. Al menos no necesariamente. A nosotros nos gusta utilizarlo en la fase de aprendizaje. Cuando el perro se sabe lo que está aprendiendo, se puede ir extinguiendo su uso.
  • Prejuicio 3: El clicker hace al perro impersonal: Se puede utilizar el clicker y hablar. Es bueno mantener un equilibrio entre los silencios y las fases habladas del ejercicio.
  • Prejuicio 4: Para entrenar con clicker hay que ser malabarista: Al principio y hasta que te acostumbres, puede que sea un poco complejo. Pero no dura más de unos días.
  • Prejuicio 5: Esto es sobornar al perro: Un perro es oportunista. Hace algo a cambio de algo. Lo mejor que se puede hacer con un perro es premiar sus buenas conductas. ¿Lo quieres llamar soborno? Bien… como quieras, pero él no lo entiende así.
  • Prejuicio 6: Yo quiero clicker, para no usar más premios y que mi perro no engorde: El premio va con el sonido. Después del click viene el premio. Ese sonido será bueno, si va seguido de algo bueno. Si no va con premio, el sonido volverá a convertirse en neutro.
  • Prejuicio 7: ¿Se confundirá con varios clickers?: Al principio, puede. Lo normal es que atienda a un contexto, no solo un sonido.
  • Prejuicio 8: El clicker no puede ayudar a perros reactivos o agresivos: Con todos los matices, puede resultar calmante para ellos. Eso sí. No lo utilizaríamos como modificadores de conducta.
  • Prejuicio 9: Los perros sensibles a los ruidos odian el entrenamiento con clicker. Si un perro es sensible a los ruidos, deberíamos trabajar la desensibilización sistemática a los ruidos. Pero no tiene nada que ver con el clicker.
  • Prejuicio 10: Clickar cualquier cosa que hace bien es genial. Pues no. Es una herramienta brillante y debemos reservarla para cosas específicas, no para cualquier comportamiento.
  • Prejuicio 11: No se puede utilizar el clicker para disciplinas deportivas o perros de terapia: Es cierto que durante una competición no puedes utilizar premios. Por eso es una competición deportiva. Eso sí, puedes utilizarlo durante todo su entrenamiento. De igual modo sucede con un perro de terapia. Durante una sesión no hace falta clickar. Pero durante todo el entrenamiento se puede utilizar.
  • Prejuicio 12: El adiestramiento con clicker es muy limitado: Hay muchas órdenes en las que, en su aprendizaje, no hace falta el clicker. Pero hay muchas otras en las que se puede utilizar el clicker. Es una herramienta realmente versátil.

El clicker es una herramienta brillante. Os recomendamos mucho su uso y, si queréis hacerlo bien desde el principio, tenéis un curso de introducción al clicker en nuestra academia.

También te invitamos a nuestro recién estrenado canal de Youtube en el que encontrarás vídeos prácticos, sencillos y con muchas curiosidades.

¡Y hasta aquí el programa de hoy! Como siempre, muchísimas gracias por vuestras valoraciones de 5 estrellas en iTunes, por vuestros me gusta y comentarios en iVoox, y por estar ahí al otro lado, escuchando con vuestro perrete cerca, para hacerle la vida más feliz, sana y equilibrada.

Nos vemos en el próximo episodio. Hasta entonces… Muy buenos días ;D

Diego Fernández Requejo

Mi nombre es Diego Fernández y ayudo a personas como tú, que consideran que el perro es mucho más que un simple animal y lo han convertido en su trabajo y su pasión. Quiero ayudarte a llevar tu carrera profesional al siguiente nivel, mostrándote cómo implementar terapias naturales que ayuden a resolver los problemas físicos y emocionales del perro, de manera 100% natural, altamente eficaz y sin efectos secundarios para poder diferenciarte del resto de profesionales de tu sector.